Las 3 claves de los emprendedores digitales: Disfrute, Auto-realización y Sentido

Internet ha revolucionado no solo nuestra forma de vida sino también la manera de hacer negocios y crear empresas, generando oportunidades para aquellas personas que han sido capaces de asimilar las capacidades de la tecnología para idear nuevos productos y servicios. Tú también puedes iniciar un proyecto en Internet. Basta un ordenador, una conexión a internet y mucha pasión y perseverancia.

Este tipo de emprendedores buscan, no sólo generar ingresos, sino también diseñar un estilo de vida que les permita dedicar el mayor tiempo posible a actividades que disfruten, en las que puedan utilizar sus talentos y a través de las cuales consigan tener impacto positivo en su entorno. Es decir, crear una vida feliz.

Pero ¿Cuáles son las claves de este nuevo tipo de emprendedores digitales que buscan combinar el éxito con la felicidad? A continuación encontrarás 3 claves muy sencillas.

1. Disfruta

Emprender y sobre todo emprender online requiere mucha perseverancia y dedicación. Sólo si disfrutas con lo que haces, si consigues transformar tu pasión en un negocio, lograrás tener éxito emprendiendo en internet

2. Encuentra tu talento y busca actividades y negocios centrados en él

Según Martin Seligman, uno de los mayores expertos en psicología positiva, un paso importante para incrementar nuestros niveles de felicidad y satisfacción con la vida es conocer nuestras fortalezas y ponerlas en práctica.
A la misma conclusión llegaron los expertos de la empresa de investigación Gallup después de estudiar durante 40 años el perfil de millones de personas: que cuando hacemos alguna tarea relacionada con nuestros talentos casi siempre nos sale bien y nos genera una mayor sensación de plenitud. Las personas más exitosas y felices, según estos mismos expertos, “no pierden el tiempo intentando mejorar sus aspectos más débiles, sino aprendiendo, desarrollando y trabajando en tareas relacionadas con sus talentos”. Lo único que estas personas hacen con sus debilidades es manejarlas para que no interfieran con sus fortalezas.

3. Dale Sentido a tu trabajo

El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl plantea que “lo que mueve al ser humano para realizar una acción o un proyecto, lo que le motiva, es la búsqueda del sentido de su existencia”. Según Frankl, esto se aplica a todos los aspectos de su vida, desde su interés por aprender, por experimentar, por evolucionar, hasta la necesidad de dar respuestas a los interrogantes que plantea la vida.
Puedes aprender a darle sentido a las actividades de tu vida cotidiana o actuar proactivamente para añadírselo. De hecho, muchas de las cosas que hacemos ya tienen impacto en otros o forman parte de algo mayor, pero hemos dejado de ser conscientes de ello. Lo importante es recuperar ese sentido y tomar conciencia del por qué hacemos las cosas. En realidad, a menudo el sentido depende de nuestra perspectiva. El siguiente cuento ilustra de maravilla lo que quiero decir.

“Tres canteros, sentados en una taberna, descansan de su jornada de trabajo bebiendo una cerveza. El tabernero pregunta al primero qué hace en la vida, y éste le responde: «Tallo piedras». Pregunta lo mismo al segundo, y éste le dice: «Tallo piedras para levantar un muro». El tercero, sin aguardar siquiera la pregunta del tabernero, se apresura a declarar con orgullo: «Yo estoy construyendo un colegio para los niños del pueblo para que todos puedan tener la educación que se merecen».”

¿Quién de los tres crees que era más feliz realizando su trabajo? ¿Quién crees que ponía más cuidado, cariño y entusiasmo en su labor?

Si quieres desarrollar estos tres elementos, en el siguiente libro encontrarás muchas prácticas y hábitos diarios que te ayudarán a conseguirlo: La Revolución de la Felicidad: cómo encontrar tu pasión, definir tu propósito y crear un mundo mejor.

Y si te interesa conocer las experiencias de otros emprendedores que viven y trabajan con esta filosofía, te aconsejo los excelentes vídeos de Sergio Fernandez en su blog, Pensamiento Positivo.

Deja un comentario