En un momento de crisis social y altas tasas de desempleo, la Unión Europea ayuda cada año a millones de europeos a adquirir nuevos conocimientos, a encontrar mejores trabajos y conseguir oportunidades laborales más justas. Lo hace a través del Fondo Social Europeo (FSE), el principal instrumento financiero de la Unión Europea (UE) para fomentar el empleo en los Estados miembros y promover una mayor cohesión económica y social. El gasto del FSE representa aproximadamente el 10% del presupuesto total de la UE.

En el periodo 2007-2013, España recibió una aportación del FSE de más de 8.000 millones de euros. Concretamente, las ayudas del FSE pretenden respaldar la creación de un mayor número de puestos de trabajo y la mejora de las condiciones laborales dentro de la UE. Para ello, el fondo cofinancia proyectos nacionales, regionales y locales que mejoran los niveles de empleo, la calidad de los trabajos y las posibilidades de integración en el mercado laboral en los Estados miembros y sus regiones.

Innovaciones del Fondo Social Europeo en el periodo 2014-2020

En el periodo 2014-2020, se han introducido una serie de mejoras e innovaciones en el Fondo Social Europeo, entre las que se encuentran:

  • En primer lugar se realiza una concentración temática en cuatro objetivos relacionados con la estrategia Europa 2020:
  1. empleo y movilidad laboral;
  2. inclusión social y lucha contra la pobreza (que recibirá al menos el 20% de los fondos asignados en cada país);
  3. educación, desarrollo de las capacidades y aprendizaje permanente;
  4. mejorar la capacidad institucional y administrativa.
  • Estructura y normas de participación más simples que refuerzan el enfoque a resultados.
  • Simplificación de normas de reembolso y justificación de los proyectos, para facilitar el acceso a los fondos de entidades pequeñas como ONG o pymes. Entre otras novedades, se admite la adquisición de equipamiento, la justificación de tanto alzado o los costes unitarios para la justificación sobre resultados.
  • Mayor apoyo en regiones menos desarrolladas a la capacitación de agentes sociales y ONG a través de las subvenciones globales.
  • Establecimiento de indicadores comunes que faciliten la comparación y el benchmarking entre los Estados miembros.
  • Introducción de medidas específicas para la lucha contra la discriminación y la promoción de la igualdad.
  • Mayor tasa de cofinanciación para proyectos de innovación social y cooperación transnacional.

¿Cómo invierte el Fondo Social Europeo?

La Comisión Europea y los Estados miembros se asocian mediante la firma de un Acuerdo de Asociación para determinar al más alto nivel y en cada país la estrategia de inversión de los Fondos Estructurales y de Inversión, entre los que se encuentra el Fondo Social Europeo. En este proceso han intervenido autoridades nacionales, regionales, locales, Agentes Sociales y otros colaboradores, como Organizaciones No Gubernamentales (ONGs). Trabajar de manera conjunta entre todos los agentes implicados es la mejor forma de asegurar que los fondos se invierten de la manera más eficaz y eficiente posible, y que satisfacen las necesidades de la región o comunidad.

Hay dos principios que orientan el funcionamiento de estos recursos y del Fondo Social Europeo:

  • La cofinanciación: la financiación del Fondo Social Europeo siempre debe ir acompañada de financiación pública o privada de ámbito nacional. Los porcentajes de cofinanciación varían entre el 50% y el 85% (hasta el 95% en casos excepcionales) del coste total de las operaciones, en función de la riqueza relativa de la región. En España, la inversión del Fondo Social Europeo en las Comunidades o Ciudades Autónomas, está cofinanciada de acuerdo con los porcentajes indicados en el mapa.
  • La gestión compartida del Presupuesto Comunitario que obliga a asumir responsabilidades en los niveles adecuados: Los recursos del Fondo Social Europeo forman parte del Presupuesto Comunitario y los ejecutan los Estados miembros mediante el principio de gestión compartida. El compromiso que cada país asume implica el estricto cumplimiento de las directrices del Fondo Social Europeo, para lo cual se dearrolla una organización administrativa capacitada para gestionar estos recursos según su propia normativa. La inversión del Fondo Social Europeo en cada país se concreta en los Programas Operativos. En ellos se definen las líneas de actuación, objetivos y resultados a lograr con los Fondos.

En España, para el periodo 2014-2020 estos programas son de dos tipos:

  • Programas Operativos Regionales: De carácter regional o por Comunidad Autónoma, dedicados a las finalidades programadas por las Comunidades Autónomas y cofinanciados con cargo a sus presupuestos u otras vías de financiación pública o privada. Para el periodo 2014-2020 se han propuesto 19 programas operativos regionales. Todas las regiones de la UE seguirán recibiendo apoyo financiero mediante unas tasas de cofinanciación determinadas, de acuerdo a tres categorías de regiones:mapa-financ2
    • Regiones menos desarrolladas, con un PIB per cápita inferior al 75% de la media de la Unión, que seguirán siendo la prioridad principal de la política europea.
    • Regiones de transición, con un PIB per cápita comprendido entre el 75 % y el 90 % de la media delaUE27.
    • Regiones más desarrolladas, con un PIB per cápita superior al 90 % de la media.
  • Programas Operativos Pluri-regionales: De carácter estatal,
    horizontal y temático con inversión en todas las Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas. Son cofinanciados por la Administración General del Estado y por otras fuentes de financiación públicas o privadas.

 

Más información:

En la Comisión Europea: http://ec.europa.eu/esf/home.jsp?langId=es

Unidad Administradora del FSE en España: http://www.empleo.gob.es/uafse