Innovación en la Educación: las habilidades Siglo XXI

[su_youtube url=”http://www.youtube.com/watch?v=Euoyp_es5Ao”]

El mundo es hoy muy distinto al que conocieron muchas de las generaciones que conviven en el planeta. La ciencia y la tecnología, el progreso social y la aparición de nuevos valores sociales configuran lo que hoy pensamos y esperamos. Ésta es una realidad que afecta directamente a los modos de vida y al mundo del trabajo.

No podemos predecir cuáles serán los puestos laborales del futuro, pero es posible aproximarse a las habilidades que necesitaremos basados en las transformaciones de las últimas décadas. La estrategia de los países desarrollados y emergentes  recoge entre los principales impulsores el aumento de la escolaridad, la interconexión de los mercados, la equidad y el crecimiento equitativo y la transición hacia una economía verde.

Y no se trata de metas lejanas. Desde Estados Unidos, el Instituto para el Futuro (IFTF) proyecta que para 2020 el mundo del trabajo tendrá que lidiar con desafíos como la relación de las carreras con el aumento drástico de la esperanza de vidael alfabetismo que pide la nueva ecología de medios de comunicación frente a lo digital, la innovación que exigen las tecnologías sociales a las diversas instituciones y el decrecimiento del trabajo rutinario, suplido por la robótica.

La importancia de las habilidades y competencias

En educación, esto implica saltar desde la perspectiva de los contenidos al paradigma del desarrollo de habilidades y competencias multidimensionales que son aplicables a todos los contextos de la vida y el trabajo que les tocará vivir y que ya estamos viendo. El uso de herramientas computacionales, redes sociales y formatos de aprendizaje informal como cómics, videojuegos, videos y foros virtuales nos habla de los modos con los que los estudiantes de hoy están aprendiendo en un mundo donde la informción es ilimitada.

Este enfoque implica que el rol del profesor es más que nunca fundamental, ya que la formación y validación de habilidades implica enseñar a pensar y seguir aprendiendo autonómamente y la aplicación de los contenidos a contextos y desafíos de la vida real.

Recursos para desarrollar la creatividad, la innovación, el pensamiento crítico y la colaboración

EducarchileEn esta serie realizada por EducarChile encontrarás recursos para desarrollar las habilidades como la creatividad e innovaciónpensamiento crítico y colaboración, fundamentales por su transversalidad, en concordancia con las principales perspectivas sobre Habilidades del Siglo XXI a nivel global.

Bajo esta perspectiva, no basta con los contenidos que se enseñan en clases. El desarrollo de estas habilidades debe ser parte íntegra de la planificación de las clases y evaluaciones, lo que puede hacerse por medio de instrumentos de evaluación sobre el trabajo en el aula y el desempeño de los estudiantes.

Cabe decir que para hablar de habilidades y competencias de un modo integral, hay que incorporar además contenidos nuevos como conciencia global, alfabetismo en economía, negocios y emprendimiento, cultura cívica, sanitaria y medioambiental y competencias como la adaptabilidad al cambio, flexibilidad, autonomía, capacidad de iniciativa, liderazgo, responsabilidad, productividad y capacidad para trabajar en grupos diversos, interdisciplinarios y transculturales.

No es raro encontrar algunas superposiciones al abordar las habilidades del siglo XXI, dado que en la vida real suceden al mismo tiempo. Herramientas como la lluvia de ideas, los sombreros de Edward de Bono y las metodologías como la Teoría de la U o la Indagación Apreciativa pueden ayudar a desarrollar todas las habilidades al mismo tiempo.

Quiénes están hablando de las habilidades del siglo XXI

Algunas de los principales trabajos (en inglés):

  • Consorcio de habilidades para el siglo XXI” (P21) propone unir los contenidos curriculares centrales con un conjunto de habilidades, competencias y contenidos adicionales para alinear los aprendizajes tradicionales con la realidad del mundo del trabajo.
  • PIL-Network es un programa global de estudios y desarrollo de recursos e instrumentos de evaluación para las habilidades del siglo XXI liderado y ejecutado por Microsoft.
  • Evaluación y enseñanza de habilidades para el siglo XXI” (ATC21S) es un proyecto público-privado liderado por Australia, Finlandia, Singapur y Estados Unidos y auspiciado por Cisco, Microsoft e Intel, con énfasis en la resolución colaborativa de problemas y alfabetismo TIC.
  • Grupo de trabajo Learning Metrics Task Force es un proyecto surgido a mediados de 2013 entre la UNESCO y el Centro para la Educación Universal del centro de estudios Brookings Institution para la creación de estándares de medición.

5 Comments

  1. Marisol el 26 noviembre 2013 a las 03:48

    Gracias Guadalupe, por esta informacion,ya que me confirma que proyecto de negocio que deseo desarrollar debe de estar impregnado de dicha innovacion.



  2. jbmck7099 el 27 noviembre 2013 a las 03:08

    Reblogueó esto en JOHN B..



  3. sietemusculos el 27 noviembre 2013 a las 10:49

    Un vídeo muy interesante. Una nueva perspectiva que, poco a poco, se va expandiendo y que deberíamos tener muy cuenta.



    • guadalupedelamata el 30 noviembre 2013 a las 06:59

      Gracias por tu comentario! estoy de acuerdo, esto debería ser la norma en la educación…. pero vamos avanzando y podo a poco lo lograremos.

      un abrazo



  4. coach 2 enjoy el 30 noviembre 2013 a las 11:26

    Gracias por compartir este vídeo!
    Me da mucha alegría ver que otros colegas creen que el cambio empieza desde los jóvenes.
    En nuestra agencia hemos creado un programa para desarrollar estas habilidades de que hablas ya en los Institutos… y aún nos cuesta que los jefes de estudios nos entiendan.
    Es paradójico: quienes han vivido el mundo de la empresa, ya lo saben…
    Nosotros, cuando llegamos al mundo de la empresa en el rol de empleados y cuando luego gestionamos recursos en tanto jefes, hemos echado en falta “meta-competencias” como saberse comunicar, gestionar el tiempo, el trabajo en equipo y por objetivos…
    Creo que nosotros los coaches/asesores de empresa, podemos ser un verdadero motor de cambio cuando nos convertimos en un “medium” entre dos realidad todavía (extrañamente) muy endogámicas: escuela y empresa.
    Gracias entonces por facilitar que estos valores se conviertan en valores compartidos!