Sé el cambio que quieres ver en el mundo…

“Cuando era joven, quería cambiar el mundo. Descubrí que era difícil, así que intenté cambiar mi país. Cuando me di cuenta de que no podía cambiar mi país, empecé a concentrarme en mi pueblo. No pude cambiar mi pueblo y ya de adulto, intenté cambiar a mi familia. Tampoco lo conseguí. Ahora, ya de viejo, me he dado cuenta de que sólo puedo cambiarme a mi mismo. Y creo que si  hace mucho tiempo hubiera empezado por cambiarme a mi mismo, podría haber tenido un impacto en mi familia. Mi familia y yo podríamos haber tenido un impacto en nuestro pueblo. Su impacto podría haber cambiando nuestro país y así podría haber cambiado el mundo”.

No esperes a mañana para empezar a cambiar.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo.