Getting Things Done (GTD) un método de organización y gestión de tiempo que te permite ser más creativo… y disfrutar del momento presente

mind like waterBuscando metodologías para gestionar mejor el tiempo, he estado releyendo el libro Getting Things Done (Organizate con eficacia en la traducción española) de David Allen.

Lo que me gusta del planteamiento de Allen es la motivación que propone, que va más allá de los temas prácticos y útiles relacionados con la gestión del tiempo y la productividad. Se trata de una propuesta más “profunda”, incluso filosófica, que se relaciona con nuestra forma de experimentar el momento presente, disfrutar de las actividades en las que nos involucramos y “fluir” en ellas.

Esto nos permite alcanzar un estado ideal  (“Mind like water” o  “la mente como el agua”) en el que  seremos mucho mas eficaces a la hora de gestionar nuestro tiempo y además nos permitirá  ser más felices, estar más relajados y disfrutar el momento presente. También nos permite ser más creativos, ya que nuestra mente está preparada y “libre” para centrarse en pensar, diseñar, reflexionar sobre la tarea que estamos llevando a cabo en ese momento.

Allen explica todo esto de forma clara y motivante en este vídeo de TED en el que presenta su metodología para lograr máxima productividad sin estrés: muy útil para emprendedores,  gestores de organizaciones y para todo aquel que quiera mejorar la forma en la que maneja su tiempo y  sus tareas, tanto personales, como profesionales.

Según el mismo autor:

GTD se basa en el principio de que para ser creativos, necesitamos relajarnos, vaciar nuestra mente  y liberarla de recordar todos los temas que tenemos pendientes. Se trata de tener un sistema que nos ayuda aislar las tareas y guardarlas en algún otro lugar fuera de nuestra mente.

gtdLa idea principal de GTD es sacar de tu cabeza todas las tareas pendientes y llevarlas a un soporte organizado (libretas, fichas o agenda electrónica) en el que podamos confiar. Según su autor, de esta manera liberamos a nuestra mente de un lastre que nos impide concentrarnos en aquello que estamos haciendo, pues nuestro cerebro nos irá lanzando avisos continuamente para que no olvidemos aquello que no hemos apuntado.

Pero esto no resulta sencillo, debemos librarnos del stress que nos produce tener “temas abiertos” y “cosas por hacer”, y para ello debemos tenerlos bajo control y de esta forma lograr ese estado mental ideal.

¿Cómo podemos hacerlo? pues con 3 simples premisas:

  1. Limpiar la mente: cualquier cosa inacabada tiene que ser sacada de tu mente y puesta en algún sitio “seguro” donde sepas que lo vas a poder controlar.
  2. Clarificar y decidir que hacer, si es necesario, con esas tareas para poder progresar hasta completarlas.
  3. Recordatorios: una vez decididas las acciones a tomar, es necesario organizar un sistema para recordar y revisar regularmente las tareas pendientes y no dejar que sea nuestra mente quien tenga que recordarlas.

Podéis encontrar más información sobre el método en:

http://www.davidco.com

2 Comments

  1. Miguel Checa el 7 abril 2013 a las 15:39

    Esto me recuerda un poco al famoso “7 habits of very efficiency people”…al final te da la sensación de que son cosas muy obvias peor que no aplicamos en nuestro día a día.

    Creo que hay tantas cosas útiles que se deberían enseñar en el cole y no se hace…



    • guadalupedelamata el 1 noviembre 2013 a las 18:18

      Estoy de acuerdo Miguel! parece obvio pero yo lo estoy aprendiendo sólo ahora… y me está ayudando muchísimo !