Sharing is caring”, esa frase tan común que nos invita a compartir a través de Internet aquellos contenidos que nos parecen interesantes, encierra todo un cambio de paradigma en la manera de actuar en nuestro mundo.

Está de moda compartir. Se comparten ideas, conocimiento, experiencias, soluciones a problemas e incluso ejemplos vitales. También están creciendo exponencialmente distintos modelos de economía colaborativa. Compartir está en el ADN del ser humano. Está directamente ligado a nuestra supervivencia como especie. Sólo sobrevivimos y progresamos si cooperamos y compartimos.

La era digital ha facilitado la colaboración e impulsado el impacto de la misma. Hoy ya no necesitamos una estructura social para canalizar nuestras ideas y nuestras actividades, basta con tener una página web para que nuestras iniciativas, nuestro conocimiento, nuestro producto o servicio lleguen a cualquier parte del mundo y alcancen a personas diversas.

Gracias al sharing, pequeños artesanos tienen acceso a grandes mercados, artistas desconocidos pueden dejarnos disfrutar de su música en cualquier rincón del mundo y personas anónimas y con apenas recursos, pueden iniciar cambios sociales muy significativos. Cualquiera de nosotros, desde cualquier país del mundo y sin capacidad técnica alguna puede iniciar una revolución o simplemente contribuir y colaborar con otras personas u organizaciones  a través de una página, blog o plataforma.

Planet-for-changeEsta tendencia es especialmente interesante en el ámbito de la innovación social. Desde Innovation for Social Change hemos lanzado Planet for Change para conectar actores que desde distintos sectores están apoyando proyectos que transforman el mundo. Las temáticas de las iniciativas son tan variadas como consumo ecológico, integración social, programación y liderazgo infantil o colaboración público privada. Pero tienen algo en común, todas han comenzado con personas que querían ser agentes de cambio y resolver un problema social en sus comunidades. Una persona, una idea, un ordenador y el deseo de compartir  a través de una página web puede ser el comienzo de un gran impacto.  Como dice el siguiente artículo: “si quieres cambiar el mundo no crees una empresa, crea una plataforma”.

¿Tienes una idea? Ponte en marcha, comparte y verás cómo encuentras socios, apoyos, potenciadores  de tu idea que te ayudarán a lograr ese impacto que estás buscando.

Puedes empezar por contárnosla en los comentarios o subirla en nuestro Mapa de Innovación Social. También puedes compartir este post. !Te le agradeceremos mucho!

Autora: Almudena de la Mata