Creando organizaciones híbridas que combinan valores sociales y objetivos comerciales

En un reciente artículo publicado por la Standord Social Innovation Review ( In Search of the Hybrid Ideal) se presentan las conclusiones de un estudio sobre el auge de las organizaciones híbridas que combinan aspectos sociales y de rentabilidad y los retos a los que se enfrentan para integrar dos modelos de organización que han estado tradicionalmente separados.

“La organización  de los sectores comerciales y sociales ha sido gobernado bajo la premisa de que existe una independencia entre la generación de  ingresos comerciales y la creación de valor social. Desde hace más de un siglo, se ha dado por supuesto que las actividades necesarias para generar ingresos comerciales  no podría afectar sustancialmente o mejorar el bienestar social, y viceversa. Así, la mayoría de las organizaciones que buscaban el valor social y los ingresos comerciales de forma simultánea han aplicado estrategias diferenciadas para lograr cada uno de estos objetivos.
Por ejemplo, los programas de filantropía corporativa se han considerado como una actividad no comercial y se han implementado fuera de las estrategias  centrales de las empresas. Por otro lado, muchas organizaciones sin fines de lucro han intentado vender productos o servicios en busca de fuentes de ingresos para reducir su dependencia de  donantes filantrópicos y públicos. Sin embargo, estos programas para generar ingresos, a menudo no guardaban relación con las actividades básicas de las organizaciones no lucrativas,  y no siempre han estado a la altura de las expectativas.

Hoy parece claro que la independencia de valor social y la creación de los ingresos comerciales es un mito. En realidad, los vectores de valor social y la creación de los ingresos comerciales se pueden reforzar y debilitarse mutuamente. Las consecuencias sociales de la reciente crisis financiera han demostrado con gran claridad el peligro de “externalidades negativas” ( costes sociales derivados de las empresas con fines de lucro actividades)”.

Sin embargo, en algunos casos, también existen “externalidades positivas”. Esta es la posibilidad de que los modelos integrados híbridos tratan de explotar.

3 Comments

  1. Julio el 4 mayo 2014 a las 08:11

    Interesante artículo que pone de manifiesto las dificultades de las organizaciones con un fin social y que buscan generar ingresos y rentabilidad para crecer y auto sostenerse.En la UE se esta avanzando poco en estructuras jurídicas adecuadas, pero cada vez es más evidente esta necesidad relacionada con la financiación y el modelo de gestión.



  2. Julio el 15 julio 2014 a las 23:12

    Cualquier organización sin fines de lucro cuyo modelo de “negocio” haya resultado exitoso se debería plantear la escalabilidad del mismo, es decir, tratar de llegar a muchos más beneficiarios. Para ello será imprescindible incorporar nuevo capital social y el respectivo apalancamiento. Y en ese momento surge la necesidad de conseguir rentabilidad para remunerar ese capital y también la necesidad de transformarse en una organización comercial, pero sin renunciar a su objeto social. Y ahí aparecen las organizaciones híbridas, como empresas sociales, corporaciones B, CÍC., etc.
    En resumen, las organizaciones híbridas las veo imprescindibles si los modelos de negocios resultan exitosos y se quiere dar el paso siguiente de escalabilidad.



    • Guadalupe de la Mata el 17 julio 2014 a las 05:53

      Gracias por tu comentario Julio!
      Estoy de acuerdo contigo en cuanto a la importancia de la sostenibilidad y escalabilidad.
      Un abrazo